Frenaron la Ley de Alquileres, pero se aprobaron los “superpoderes” a Cafiero en el Senado

Spread the love

Se vivió una jornada de extrema tensión en la Cámara alta por el tratamiento de temas muy controvertidos. La oposición se retiró, pero no pudo impedir la aprobación de 13 decretos. Buscan sacarle las escuchas a la Corte.

La oposición bloqueó este jueves el tratamiento de los proyectos de Ley de Alquileres y de Educación a distancia, en medio de la pelea por los decretos de necesidad y urgencia (DNU) que se tratarán en la sesión, en un inicio muy tenso,, pero ya sin la presencia opositora, se aprobaron los superpoderes a Cafiero y la anulación del traspaso a la Corte de las escuchas.judiciales

Los dos proyectos que podían ser convertidos en ley este jueves requerían que los dos tercios de los presentes habilitaran su tratamiento sobre tablas, pero el interbloque de Juntos por el Cambio más algunos aliados votaron en contra.

Con 42 votos a favor y 29 en contra del tratamiento sobre tablas, el debate de esos dos proyectos quedó bloqueado y deberá postergarse para una próxima sesión.

La decisión de la oposición se debe al malestar frente a la decisión del oficialismo de incluir en el temario el DNU de Mauricio Macri, firmado en 2015, que traspasó las escuchas judiciales de la Procuración General a la Corte Suprema, con la intención de anularlo.

En los últimos días Juntos por el Cambio advirtió que ese DNU ya había sido tratado por la Comisión Bicameral que dictamina sobre los decretos y que, además, no es un tema relacionado con la pandemia, pero el oficialismo avanzó con el argumento de que nunca había llegado al recinto.

En consecuencia, Juntos por el Cambio bloqueó el tratamiento sobre tablas de los otros dos proyectos, con el apoyo del santafesino Carlos Reutemann y el interbloque federal de Juan Carlos Romero.

“Lamento mucho tener que haber visto que el Senado de la Nación no quiera tratar leyes que tienen que ver con educación y alquileres. Me avergüenza tener colegas que por el solo hecho de oponerse por oponerse le niegan derecho a los argentinos”, disparó la oficialista Anabel Fernández Sagasti.

A su turno, el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, remarcó que “en el ámbito parlamentrio la agenda común, compartida, tenía que ver con la pandemia y sus consecuencias sociales y económicas” y cuestionó que, pese a ello, el oficialismo avanzó con otros temas.

 “Lo que pasó en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo es una vergüenza. Nunca se discutieron decretos que ya habían sido dictaminados”, agregó el radical, quien también apuntó contra el manejo por parte del Frente de Todos de la Comisión Bicameral de Deuda Externa, donde apuntaron a abrir una investigación sobre el endeudamiento de la gestión anterior.

Finalmente, el oficialismo aprobó en el Senado, sin la presencia de la oposición que se retiró, el decreto de necesidad y urgencia (DNU) de los llamados “superpoderes” presupuestarios y rechazó el DNU de Mauricio Macri que le dio a la Corte Suprema el manejo de las escuchas judiciales.

En una sesión remota muy tensa, de la cual la oposición se retiró luego de bloquear el tratamiento de la Ley de Alquileres y criticar el avance del Frente de Todos sobre el DNU de Macri, el oficialismo aprobó por unanimidad con 42 votos los dictámenes sobre 13 decretos distintos.

Uno de ellos fue el dictamen de rechazo al DNU de la gestión anterior, con lo cual el Frente de Todos dio un primer paso para quitarle el manejo de las escuchas a la Corte y devolverlo a la Procuración General de la Nación.

El Frente de Todos cuenta con mayoría propia para sesionar y avanzó con el tratamiento de todos los DNU, con énfasis en el 457/20 que estableció “superpoderes” presupuestarios para la Jefatura de Gabinete y el 256/15 con el que Macri trasladó el Departamento de Interceptación de Comunicaciones de la Procuración General a la Corte Suprema.

El jefe del bloque oficialista, José Mayans, sostuvo que el DNU de Macri “es un decreto de materia penal”, algo vedado al Poder Ejecutivo, por lo que consideró que se trata de un tema “de gravedad institucional” y disparó: “El presidente Macri violó la Constitución”.

A su turno, el neuquino Oscar Parrilli señaló que con la oficina de escuchas en el ámbito de la Corte “se montó una agencia de inteligencia paralela, comenzaron a hacer escuchas telefónicas, algunas legales y otras ilegales” e incluso disparó contra el juez del máximo tribunal Ricardo Lorenzetti, al que acusó de haber “incursionado en un delito”.

Respecto del DNU 457/20 con el que el presidente Alberto Fernández suspendió el límite del 5% para las reasignar partidas presupuestarias en el marco de la emergencia sanitaria, Mayans señaló: “Esto que denominan superpoderes, se lo votaron a (el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez) Larreta en la Ciudad. Esa es la incoherencia que tienen”.

A su turno, el misionero Maurice Closs, señaló: “Lo único que pide el jefe de Gabinete es que, en virtud de la Ley de Administración Financiera y de la pandemia, autoricemos a utilizar esas herramientas y asignar esos recursos específicamente para lucha contra la pandemia”

“Lejos están de ser superpoderes. Son normas necesarias para resolver el lío que dejaron del default y el lío de la pandemia”, agregó el misionero.

De esta manera, el DNU sobre los llamados “superpoderes” quedó validado, mientras que la derogación del decreto de Macri deberá esperar ahora el tratamiento de la Cámara de Diputados.

Esto es así porque para que un DNU pierda validez es necesario que sea rechazado por las dos Cámaras del Congreso, por lo que la aprobación por parte de una sola alcanza para ratificar su constitucionalidad.


Was This Post Helpful:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir:

Dejanos tu comentario