El Presidente acordó con los gobernadores un toque de queda sanitario de 23 a 6

El presidente Alberto Fernández les propuso a los gobernadores avanzar en medidas para limitar la circulación de personas en horario nocturno y los encuentros sociales, y otras restricciones en el uso del transporte público para no esenciales, que fueron recibidas positivamente por los mandatarios provinciales. Serán ahora los gobernadores quienes tendrán margen de aplicación en cada uno de sus distritos para la limitación a la circulación nocturna, en el horario entre las 23 y las 6 horas.

Además, se abordó durante el encuentro una posible reducción en los viajes al exterior y mayores controles en vuelos que lleguen a cada provincia, ante el incremento de contagios por coronavirus registrados en los últimos días.

Durante la reunión virtual que encabezó el jefe de Estado desde la Residencia de Olivos, los mandatarios “respaldaron sus propuestas” y “acordaron seguir trabajando” con Jefatura de Gabinete y las carteras de Interior y Salud para su “próxima aplicación”.

Desde el Gobierno, señalaron que “es indispensable no parar la economía” y tampoco “frustrar vacaciones ni la actividad en lugares turísticos”, en sintonía con lo expresado por los mandatarios provinciales.

Los gobernadores tendrán margen de aplicación en cada uno de sus distritos para la limitación a la circulación nocturna, en el horario entre las 23 y las 6 horas.

La propuesta del Presidente, que además de incluir la limitación nocturna, incluyó además otras medidas para acotar los viajes al exterior y la exigencia de realizar un test de PCR para quienes lleguen a cualquier provincia por vía área, “sobre todo a destinos donde hay mayor número de casos”.

Otra de las medidas que alcanzó el consenso fue la de acotar a diez la cantidad de personas en reuniones sociales y el regreso de la restricción sobre el uso de transporte público para que puedan utilizarlo solamente los trabajadores considerados como esenciales.

En la provincia de Buenos Aires, el gobernador Axel Kicillof les adelantó la medida a los intendentes bonaerenses que se mostraron reacios a las restricciones por la temporada de verano. Sin embargo, acordaron tomarse una semana para ver el avance de la pandemia y tomar la decisión final, que parece llegará en las próximas horas.

El mes pasado, el Gobierno nacional prorrogó el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo) hasta fines de enero, pero el aumento de casos obligó en los últimos días a volver a restricciones en algunas provincias.

Chaco, Formosa, La Pampa y municipios de Buenos Aires y Santa Fe dispusieron en las últimas horas restricciones a la circulación de personas ante la suba de contagios, mientras que Santiago del Estero resolvió exigir hisopados para ingresar al distrito y la ciudad correntina de Mercedes decidió limitar el horario de entrada en los accesos.

Este miércoles, los ministros de Salud del país coincidieron en observar “una falta significativa del cumplimiento de las medidas de prevención para mitigar la transmisión del virus que puede propiciar el adelanto de una segunda ola”, según expresaron en la reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa).

“Estamos preocupados por el tremendo cambio de actitud de la gente”, dijo el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, en el encuentro del Cofesa, que tuvo como eje la evolución de la pandemia de Covid-19 y las medidas a adoptar.

“Empezamos a pagar el costo de esta conducta asociada con una percepción de que esto ya pasó. Primero se infectan los jóvenes, transmiten el virus a otros y empezamos con las internaciones”, advirtió el titular de la cartera de Salud.

Durante la reunión de hoy, el jefe de Estado estuvo acompañado por el ministro del Interior Eduardo de Pedro; la secretaria de Acceso a la Salud; Carla Vizzotti; y llamó la atención la ausencia del titular de la cartera de Salud, Gines González García, que estaba “entre los convocados”.

Además, participaron del encuentro virtual el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta -que informó esta mañana por las redes sociales que dio positivo en coronavirus- y los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Catamarca, Raúl Jalil; Chaco, Jorge Capitanich; Chubut, Mariano Arcioni; Córdoba, Juan Schiaretti; Corrientes, Gustavo Valdés; y Entre Ríos, Gustavo Bordet.

También asistieron mandatarios provinciales de Formosa, Gildo Insfrán; Jujuy, Gerardo Morales; La Pampa, Sergio Ziliotto; La Rioja, Ricardo Quintela; Mendoza, Rodolfo Suárez; Misiones, Oscar Herrera Ahuad; Neuquén, Omar Gutiérrez; Río Negro, Arabela Carreras; Salta, Gustavo Sáenz; y San Juan, Sergio Uñac.

Por otro lado, formararon parte de la reunión los gobernadores de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; Santa Cruz, Alicia Kirchner; Santa Fe, Omar Perotti; Santiago del Estero, Gerardo Zamora; Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Gustavo Melella; y Tucumán, Juan Manzur.