“La violencia nunca gana, y esta es la casa del pueblo”, así reabrió la sesión el vicepresidente Mike Pence

El debate de legisladores se suspendió por la irrupción violenta de manifestantes pro Trump en el Capitolio, tras lo cual se se declaró un toque de queda y se movilizó a la Guardia Nacional. Luego de la reanudación, el Congreso rechazó una primera objeción a la victoria de Joe Biden

Luego de varias horas de interrupción, el Senado de Estados Unidos reanudó la sesión en el Capitolio para certificar la victoria del presidente electo, Joe Biden. “La violencia nunca gana, y esta es la casa del pueblo” dijo el vicepresidente Mike Pence en el reinicio del debate parlamentario.

Luego de algunos discursos por parte de los senadores, el congreso rechazó abrumadoramente una primera objeción a la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales. Los legisladores votaron 93 a 6 en contra del esfuerzo por rechazar el conteo electoral de Arizona, superando el primer obstáculo en la ratificación de las elecciones del 3 de noviembre.

El Senado de Estados Unidos debió entrar este miércoles en un receso de su debate sobre los resultados del Colegio Electoral después de que violentos incidentes con un grupo de manifestantes alrededor y en el interior del Capitolio obligaran a la Policía a cerrar el edificio donde también se encuentra la Cámara de Representantes. Poco después se declaró el toque de queda en Washington DC y se movilizó a la Guardia Nacional para intentar contener a los violentos

El diario The New York Times informó que el vicepresidente Mike Pence y muchos legisladores fueron evacuados con un gran operativo de seguridad. Además, se reportó que seguidores del presidente Donald Trump irrumpieron en el pleno de la Cámara Baja estadounidense, que había sido evacuada, y protagonizaron un enfrentamiento armado con los agentes de seguridad del Capitolio, que dijeron haber oído disparos.

Se esperaba, sin embargo, que se reanudara la sesión especial para certificar la victoria del Joe Biden a las 8:00 PM (hora local).

Las imágenes de los manifestantes pro Trump dentro de la cámara del Congreso de Estados Unidos dieron la vuelta al mundo. Pasadas las 5:00 PM (hora local), la policía finalmente anunció que había retomado el control del Capitolio, aunque los manifestantes siguen ocupando los alrededores a pesar de la entrada en vigor del toque de queda ordenado por la alcaldesa Muriel Bowser.

El legislador demócrata Dan Kildee tuiteó desde el interior del Congreso para revelar que la policía desenfundó armas contra los manifestantes que intentaban irrumpir en la Cámara de Representantes. “Responsables de seguridad de la Cámara y la policía del Capitolio tienen sus armas desenfundadas mientras manifestantes golpean la puerta principal de la Cámara. Se nos ha indicado que nos tumbemos en el suelo y nos pongamos máscaras antigás”, escribió en la red social.

Un anuncio especial fue hecho a través de los parlantes dentro del Capitolio cuando los legisladores debatían y se preparaban para votar que aprobaban la victoria electoral del líder demócrata Joe Biden. Debido a una “amenaza de seguridad externa”, nadie podía entrar o salir del complejo del Capitolio, advertía la grabación.

La agencia de noticias AP añadió que a los periodistas presentes en la sesión parlamentaria se les dijo que permanecieran en la sala de prensa mientras se clausuraban las puertas del edificio.

Varios cientos de manifestantes derrumbaron este miércoles las barricadas de metal que rodeaban la parte trasera del Congreso de Estados Unidos en Washington. Según The Washington Postalrededor de la 01:00 pm un grupo de hombres con banderas de apoyo al presidente Donald Trump ingresaron violentamente a los jardines del Capitolio.

Decenas de policías se encontraban haciendo guardia alrededor del edificio pero no pudieron contener la arremetida de cientos de personas que escalaron y patearon el vallado, gritando “¡Adelante!” mientras corrían hacia la escalinata del Capitolio. Un reducido grupo pudo cruzar la puerta de entrada, pero adentro fue contenido por la policía. La prensa local informó varios arrestos.

La cadena NBC reveló que alrededor de las 02:00 pm una multitud logró posicionarse en la escalinatadonde no está permitido que haya congregaciones de personas. Las imágenes de la televisión mostraron cómo los manifestantes ondeaban sus banderas y gritaban consignas frente a la puerta de entrada al edificio.

Dentro del edificio, el Congreso se encontraba reunido para contar los votos del colegio electoral para el presidente electo Joe Biden.

La Policía local ordenó la evacuación de dos edificios del campus del Capitolio: el James Madison Memorial Building de la Biblioteca del Congreso y el Cannon House Office Building, ambos al otro lado de la Avenida Independencia.

Las autoridades de Washington activaron al menos a 340 soldados de la Guardia Nacional para proteger a la capital federal ante la manifestación convocada para este miércoles por partidarios de Donald Trump que el presidente saliente ha descrito como “salvaje”.

La alcaldesa capitalina, Muriel Bowser, ordenó este miércoles un toque de queda desde las 6:00 pm hasta las 6:00 am del jueves.

Los grupos organizadores han calculado que unas 15.000 personas se congregarían en el centro de la ciudad cuando el Congreso se reuniera para certificar los votos del Colegio Electoral.

Diferentes facciones que son fieles a Trump se presentaron como organizadoras de la marcha en la capital y una de ellas, March for Trump, ha convocado a sus seguidores indicando que “le toca a la ciudadanía estadounidense” impedir el fraude electoral.

El Departamento de Justicia y las autoridades electorales de los estados -incluidos los que tienen gobierno republicano- han indicado que no hay evidencias de un fraude electoral generalizado y han reconocido los resultados que dieron a Biden más de 80 millones de votos frente a unos 74 millones de votos de Trump.

“Junto con el presidente Trump haremos cualquier cosa que sea necesaria para garantizar la integridad de esta elección por el bien de la nación”, afirma el grupo en su página web.

Por su parte, Million MAGA March, que se proclama como organizador oficial de la manifestación, ha invitado a sus simpatizantes a “tomar parte en el mayor acto político de Trump en la historia de Estados Unidos, con un mensaje Twitter acompañado de símbolos con la bandera del país, signos de admiración y una explosión.

También han prometido su participación milicias como Three Percentes, Proud Boys y Oath Keepers que movilizaron caravanas con estancias en varias ciudades de todo el país en su marcha hacia Washington DC, donde tendrán prohibido portar armas de fuego, como han hecho en otras demostraciones.

El grupo TheDonaldWin, en su portal de internet, ha invitado a los participantes a que “traigan sus armas” y, en la preparación para la jornada, las autoridades han colocado carteles en las áreas donde se realizará la manifestación recordando la prohibición de armas de fuego en la capital de Estados Unidos.

Enrique Tarrio, líder de Proud Boys, anunció en una declaración en la plataforma de redes sociales Parler, que los miembros de su grupo asistirían a las manifestaciones de este miércoles “con una diferencia”.

”Los Proud Boys saldrán a la calle en número sin precedentes, pero esta vez con una diferencia -explicó-. No usaremos nuestro uniforme tradicional negro y amarillo. Estaremos de incógnito y estaremos dispersos por todo el centro de Washington DC en pelotones más pequeños”.

Con información de EFE