Goya conmemoró el día del maestro

Gloria y loor, honra sin par Para el grande, entre los grandes Padre del aula, Sarmiento inmortal

La ciudad de Goya evoco la Memoria del Gran Sanjuanino, Maestro de América.

Junto a la Comisión Directiva de la Asociación Mutual de Maestros y Biblioteca Popular “Domingo Faustino Sarmiento” se conmemoró los 110 años de creación de la entidad bibliotecaria pionera de la ciudad.

Presidió el acto evocativo, en la mañana del sábado 11 de septiembre, frente a la Biblioteca Domingo F: Sarmiento, por calle Mariano I. Loza el Intendente Municipal Lic. Ignacio Osella junto al Viceintendente Contador Daniel Avalos, la titular de la Comisión Directiva de la Biblioteca Profesora Marisa Laura Báez, el Secretario de Desarrollo Humano (Intendente Electo) Mariano Hormaechea, participaron funcionarios municipales e invitados especiales.

IZAMIENTO DE BANDERA

En el espacio público de la Plaza Mitre, en el mástil de la plaza, el Intendente Municipal, junto al Viceintendente y la presidente de la Biblioteca Sarmiento, y funcionarios municipales procedieron al izamiento de la Enseña Patria.

MEMORIA AGRADECIDA

Tras lo cual los funcionarios, directivos de la Biblioteca, invitados y la comunidad presente se trasladaron frente al edificio de la Biblioteca para desarrollar el acto evocativo a la memoria del Maestro y a la visión de originar ese espacio cultural de contención y cobertura para los docentes de esa época, (sin obra social, sin cobertura), con la conformación de la Asociación Mutual de Maestros y la Biblioteca Popular, en la creación de Don Osiris González.

Se dio lectura a la nota de salutación de la Asociación Cultural Sanmartiniana Goya y la escritora Alicia Árnica de Nardelli, leyó una de sus creaciones para sumarse a esta conmemoración del 11 de septiembre en nuestra ciudad.

110 años de la Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento de Goya

La responsable de realizar el recorrido, desde la emotividad de la memoria, de una mirada agradecida, la presidente de la Biblioteca, profesora Marisa Laura Báez, manifestó: “Entre tantas lecturas, una cita ha quedado marcada profundamente “Enseñar es tocar el alma de alguien para siempre” (adagio anglosajón) con ella queremos expresar en este día tan significativo para la docencia, que a lo largo de los años ser docente es dejar huellas indelebles en la otra persona, es  coincidir con esa metáfora, porque los maestros frecuentemente dejan, en sus estudiantes,  huellas  no siempre visibles, no siempre conceptuales, sino perdurables desde lo actitudinal. Los docentes “figuradamente” tocamos el espíritu del otro y eso nos hace inmortales, tal como es el caso, entre tantos y tantos, del profesor Osiris Lorenzo González y el grupo de docentes visionarios que dieron vida a la Asociación de Maestros de Goya en 1908 y que de esa unión de buenos propósitos nos quedan los claros ejemplos de idoneidad; de valores que no pasan de moda si uno los vive y los hace “carne” diariamente; el camino marcado del voluntariado, que sólo resta  caminarlo y mejorarlo con buenas acciones en bien del prójimo;  y nos queda esta centenaria Biblioteca Popular, que hoy arrasa con el paso del tiempo, con la decadencia y con la desidia, porque está cumpliendo sus 110 años de entrega laboriosa en la formación de lectores y de ciudadanos. Hoy ofrecemos el mejor de los recuerdos a aquellos docentes que nos dieron parte de su tiempo y su sabiduría para formarnos como ciudadanos. Especialmente, nuestra memoria agradecida al grupo de maestros ejemplares que conformaron la Asociación de Maestros de Goya: Osiris Lorenzo González, Antonia Díaz de Vallevián, Gregorio Cárdenas, Indalecio Álvarez Hayes, Ismael Trama, Juan B. Decovoutte, Ana López,  María Mercedes Galarza de Lanzarotti, Virginia Galarza de Mallo, Euclides Galarza de Aliverti, Adelina Cima, Isabel Lozano de Hayes,  Adela Pagani,  Carmen Medina,  Demorfila Goundry, Ana Palmira Viñón, María y Carlota Cenoz, Carmen Florentín, Clara Casabonne, Delfina Pagani, Clotilde González, Donatila Mendez, Deyanira Viñon, Matilde Solari, Dolores Palacios, Adelina Biotti y Ángela Bordón. A 110 años de la creación de la Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento de nuestra ciudad se hace imposible hablar de ella si previamente no nos referimos a esa Asociación de Maestros de Goya. Esa Entidad, dirigida por el profesor Osiris González, ofreció cobertura a problemáticas sociales como la salud, la discapacidad y la muerte, a través del mutualismo en una época en la que no existían las obras sociales. La institución pensó también en el fin físico e inexorable de sus asociados e hizo construir un panteón en el Cementerio Municipal La Soledad, que aún se lo conserva y mantiene, y que en unos minutos iremos a depositar la ofrenda floral destinada a docentes cuyos restos descansan allí. “

Para seguidamente resaltar, la fecha del dia del maestro, y saludar en los siguientes términos: “En el día del maestro, saludamos a cada uno de los que llevan adelante tan alta y loable misión. A la vez, recordamos a aquel sanjuanino nacido el 15 de febrero de 1811, que fuera estudiante ejemplar, minero, periodista, hombre de valores inclaudicables, legislador, diplomático, presidente de la República, pero ante todo maestro, y que falleciera un día como hoy de 1888 en Paraguay. Figura controversial la de Domingo Faustino Sarmiento, sin embargo, digna de resaltar como educador, ya que su labor como maestro, como legislador, como presidente, siempre tuvo claro su gran objetivo: dar educación sistemática, por eso nos legó escuelas y bibliotecas y la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares, CONABIP, que actualmente nos nuclea, nos asiste y nos posibilita capacitarnos para ofrecer desde el voluntariado el mejor servicio al pueblo todo.

PATRIMONIO HISTORICO CULTURAL DE GOYA

“La creación de la Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento ocurrió el 11 de septiembre de 1911. Actualmente, como vemos en el letrero y en el membrete que identifican a la institución, la Asociación Mutual de Maestros de Goya y Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento se encuentran unificadas por exigencia estatutaria. Se trata de una institución sin fines de lucro que fuera declarada “Patrimonio histórico cultural de la ciudad” por el Honorable Concejo Deliberante de Goya según Ordenanza N° 1850 del 30 de marzo de 2016. “

Para socializar la actividad docente en este tiempo de pandemia, la Profesora Báez, indico: “Debido a la pandemia de COVID-19, no sólo la tarea docente ha sufrido transformaciones, las disposiciones del Comité de crisis y las resoluciones del DEM en concordancia con las resoluciones provinciales y nacionales correspondientes han dispuesto  que la atención en la Biblioteca fuese restringida,  los asociados sólo pueden acceder  dos días en la semana, dos horas matutinas y dos vespertinas para abonar  cuotas societarias, solicitar libros y devolverlos, con el cumplimiento estricto del protocolo sanitario según Resolución 1555/2020 y su Anexo I. Las actividades presenciales de promoción y animación de la lectura quedaron suspendidas y sólo se utilizan las redes sociales para ofrecer a los lectores recomendaciones de obras, reseñas literarias, participación de integrantes del Consejo Directivo a través de filmaciones de lecturas o de autores leyendo sus obras. A pesar de ello es una maravilla saber que hay lectores de variada edad interesados en el material bibliográfico diverso, y estudiantes y profesionales que consultan el patrimonio de la hemeroteca, como también padres que acompañan a sus hijos pequeños y no tan pequeños a retirar libros para que en sus domicilios los puedan leer.”

Poniendo el anhelo e interés de la Biblioteca de acompañar a los niños en la iniciación literaria: “Desde la B.P.S. pretendemos continuar con la tarea tan importante, fundante y sostenida para la primera infancia, como lo es la iniciación literaria. Tal como lo demuestran  documentos encontrados por Ramón Orlando Mendoza hace un par de meses, a quien agradecemos infinitamente por su generoso aporte que  consta de  sendas notas y sus respectivos sellos de “recibido”, una de septiembre de 1920 dirigida al Presidente de la Comisión Protectora de Bibliotecas Populares en la que se le solicita que “Habiendo en poder de esa Comisión un saldo de $830 m/n a favor de la Biblioteca Sarmiento de esta localidad, pídole se sirva enviar por dicho valor, los libros cuya nómina adjunto. En la lista figura una partida dedicada puramente al mundo infantil, sección que la Asociación de Maestros ha resuelto anexar a la Biblioteca para fomentar en  los niños el amor a la lectura.” la misiva continúa explicando que si los fondos no alcanzaren igualmente se harían cargo del déficit y lo girarían inmediatamente, y continúan las firmas del presidente Osiris L. González y de la secretaria Antonia  Díaz, y otra nota de junio de 1919 dirigida al mismo destinatario y firmada por los mismos emisores en la que solicitan  la indicación del procedimiento de desinfección del material bibliográfico exigido en bien del estado sanitario de la población.”

“Queda demostrado que los maestros cuando enseñan tocan el alma, así, de ese modo tantas generaciones han continuado con aquella idea de ofrecer libros y cultura a la comunidad. Eso es lo interesante e importante, que las huellas se transforman en pilares donde asentar cuanto de Humanidad poseemos. Convencidos de que la lectura acerca lo lejano, colorea lo descolorido, crea mundos, abre fronteras, resignifica sentidos, sana herida y nos insta a pensar un mundo posible desde donde podemos entender lo cotidiano, lo complejo, lo difícil, fortalecemos el hábito lector y estimulamos el gusto por la literatura, aunque fuera desde la presencia remota.”

BUENOS AUGURIOS Y COMPROMISO PARA EL FUTURO

Marisa Laura Báez, en su alocución, brego: “Por otros 110 años más, por seguir celebrando la docencia día a día y por el eterno reconocimiento a la labor educadora de Sarmiento, hoy nos reunimos y pedimos a nuestra Patrona las bendiciones necesarias para continuar creciendo laboriosamente y en bien de la ciudadanía.

¡Felicidades al Consejo Directivo, al personal y a los asociados de la B.P.S.! Agradecemos especialmente a quienes nos acompañan en nuestro diario trajinar: a los escritores que aportan sus obras y enriquecen el patrimonio, a la Municipalidad que gestión tras gestión cede al personal para la atención al público y nos ayuda a mantener en condiciones el edificio;  a los asociados y a los integrantes del Consejo Directivo y de la Junta Fiscalizadora, también recordamos las huellas que nos dejaran Horacio Carbone, Rosarito Ojeda de Alarcón, Diego Perfetto, Beba Ércole, el Dr. Rogelio Maciel-mecenas inolvidable-. ¡La B.P.S. no sería sin ellos!

¡Feliz día, maestros! Que los estudiantes y sus familias los valoremos, sobre todo, en la actualidad, cuando tenemos que demostrar idoneidad, empatía y equilibrio emocional ante los desafíos del mundo en pandemia. Que podamos seguir “tocando” el alma de nuestros alumnos.

Muchas gracias.

PLACA RECORDATORIA Y RECORRIDA POR LA BIBLIOTECA

Finalizado esa instancia del acto conmemorativo el Intendente Municipal Lic. Ignacio Osella el Viceintendente y Titular del HCD Contador Daniel Avalos junto a funcionarios y directivos de la Biblioteca se encargaron de descubrir la placa recordatoria por los 110 años de la creación de la Biblioteca.

Desde ese lugar los participantes del acto, se trasladaron hasta la Plazoleta Pedro Ferre, para depositar la ofrenda floral correspondiente al pie del Monolito que perpetua la memoria de Domingo Faustino Sarmiento.

Del acto tomaron parte junto al Intendente Municipal Lic. Ignacio Osella y el Viceintendente y Presidente del HCD Contador Daniel Avalos, los Secretarios de Desarrollo Humano Mariano Hormaechea, de Modernización, Innovación, Desarrollo Tecnológico y Educación Dr. Diego Goral, los Directores de Cultura Manuel Zampar, de Prensa Alejandro Medina, la Directora de Educación Lic. Laura Segovia, la Directora de Ceremonial y Protocolo Irma Galarza, la presidente de la Comision Directiva de la Biblioteca Marisa Laura Báez, junto a directivos, docentes, invitados especiales y la comunidad toda.

Cementerio LA SOLEDAD

Para finalizar con el recuerdo y evocación, cargada de emociones y un agradecimiento por la labor desarrollada, la tarea áulica y la otra que muchas veces desempeña el maestro, de contención, de protección y de ayuda a descubrir sueños y empujarlos a cada educando a buscar esos ideales.

Para ello los directivos de la Asociación Mutual de Maestros y Biblioteca Popular Domingo Sarmiento, se fueron hasta el Cementerio La Soledad para depositar las Ofrendas Florales en el Panteón de los Maestros.