Mundial Qatar 2022: Goleó Francia, empataron Túnez-Dinamarca y México-Polonia

El tercer día de competencia dejó la contundente actuación de los “galos” ante Australia por 4 a 1 y el empate sin goles de daneses ante Túnez. En el Grupo de Argentina, México y Polonia fue también 0 a 0.

Más allá de la sorpresiva e inesperada derrota de Argentina ante Arabia Saudita por 2 a 1,hubo otros tres partidos que se jugaron en la jornada de martes.El actual campeón Francia derrotó a Australia 4 a 1 en su presentación en el certamen, mientras que Dinamarca no pudo con Túnez e igualaron 0 a 0; mientras que en la zona de Argentina, México y Polonia empataron sin abrir el marcador.

México y Polonia firman un conveniente empate para Argentina

México y Polonia empataron sin goles en la noche qatarí de este martes, un resultado conveniente para el seleccionado argentino, después de su sorpresiva caída ante Arabia Saudita en la apertura del Grupo C del Mundial Qatar 2022. El arquero Guillermo Ochoa, integrado hoy al selecto grupo de futbolistas con presencia en cinco Copas del Mundo, fue el héroe azteca al taparle un penal a Robert Lewandowski, propietario del galardón FIFA The Best en las últimas dos temporadas, cuando transcurrían 13 minutos del segundo tiempo.

México será el próximo rival del seleccionado argentino, el sábado 26 a las 16, y Polonia, el último adversario del grupo, el miércoles 30 en idéntico horario.

Esquemas similares (4-2-3-1), poco vértigo y movimientos estudiados: esa fue la característica del partido jugado con agradable temperatura en el sorprendente Estadio 974, el de los contáiners portuarios.

Un partido de jugadas, sin un dominador claro en la cancha, pero sí en las tribunas, donde la parcialidad azteca -una de las más numerosas en Qatar- se hizo sentir a favor del equipo y en contra del “Tata” Martino y su compatriota Rogelio Funes Mori, quien permaneció en el banco de suplentes. El siguiente rival de Argentina no logra convencer a sus exigentes fanáticos con su propuesta altruista de juego elaborado, a veces previsible y carente de profundidad, como se evidenció en esta primera jornada del Grupo C. México presentó un plan más ofensivo que su rival, aunque pocas veces motivó la costumbre de sus hinchas de repiquetear con los pies sobre el cemento para simular la sensación de un terremoto sobre el arco adversario.

En la primera parte, el “sismo” se precipitó con un tímido cabezazo de Alexis Vega, una incursión del lateral izquierdo Jesús Gallardo y en el segundo, con un desvío aéreo nuevamente del portador de la 10 del “Tri”. El atacante de Napoli Hirving “Chucky” Lozano, por lejos el futbolista más aclamado, fue uno de los pocos en generar entusiasmo con sus apariciones por el costado derecho en busca de habilitar a algún compañero que llegara de frente al arco. Pero México tuvo dificultades para generar situaciones genuinas de gol y el arquero de la Juventus Wojciech Szczesny tuvo una jornada tranquila.

Ochoa, el héroe del partido

No tanto “Memo” Ochoa, elegido por la organización como el “man of the match” por su decisiva intervención ante Lewandowski. El penal fue sancionado por el llamado del VAR, que advirtió una sujeción de camiseta al capitán polaco de parte del defensor Héctor Moreno. Polonia, dispuesto para contragolpear, mostró una dependencia tóxica del centrodelantero de Barcelona, quien solamente carga con la responsabilidad de marcar los goles sino también debe participar en la construcción para que la jugada trascienda.

Y “Lewangoalsky” tuvo una jornada fallida, que aumentó su sequía en la Copa del Mundo. En Rusia 2018 se despidió sin anotar y hoy falló una inmejorable ocasión de quebrar la mala racha. Argentina agradecida.

Dinamarca no pudo con Túnez en el inicio del Grupo D

Dinamarca, uno de los favoritos a pasar de fase, no pudo con Túnez en el partido que jugaron este martes, que terminó sin que se abriera el marcador. Fue en el inicio del grupo D del Mundial de Qatar, que completan Francia y Australia.

El partido se desarrolló en el estadio Ciudad de la Educación, de Rayán, y contó con el arbitraje del mexicano César Ramos.

El primer tiempo del partido fue interesante con un comienzo en el que el representativo tunecino fue protagonista con un juego correcto, pero también por el aporte de garra en la zona del mediocampo. Sin embargo, con el correr de los minutos, Dinamarca se fue acomodando de a poco en el campo, tomó confianza y emparejó las cosas.Los europeos tomaron la pelota, la circularon con criterio con el liderazgo futbolístico de Christian Eriksen y lograron imponer las condiciones de juego, aunque lo hicieron lejos del arco defendido por Aymen Dahmen y sin poder dar la puntada final por la falta de eficacia y resolución de sus delanteros en los últimos metros.
Túnez, a pesar de haber cedido el control, se paró de contragolpe y, gracias a esa herramienta, tuvo algunas chances para intentar lastimar al arquero Kasper Schmeichel, que estuvo siempre sólido cada vez que lo exigieron. Los tunecinos incomodaron desde afuera del área, pero la más clara de la primera mitad la tuvo Issam Jebali, aunque el “uno” Schmeichel se quedó de manera satisfactoria con el remate para mantener en cero su valla.

En la segunda etapa los daneses salieron con mayor convencimiento que el mostrado en los primeros 45 minutos y con el equipo parado mayormente en campo rival y más cerca del arco defendido por Dahmen. El desgaste físico de los tunecinos a lo largo de la primera etapa hizo que se retrasara en el campo para dejar crecer a Dinamarca que lo aprovechó para ser un poco más vertical, principalmente por el sector derecho. Dahmen, el arquero de Túnez, fue clave para que su equipo se quede con el primer punto en el certamen con varias atajadas importantes.

El equipo dirigido por el entrenador Kasper Hjulmand buscó por abajo, pero también lo hizo mediante el juego aéreo, y si bien no llegó al gol terminó con una mejor imagen que su rival en el último cuarto de hora. En la próxima jornada (segunda) Dinamarca enfrentará al campeón del mundo, Francia, mientras que Túnez se medirá ante Australia.

Francia se despertó a tiempo y goleó 4-1 a Australia en su debut

Francia demostró por qué es el último campeón y vapuleó a Australia por 4 a 1, en el duelo de la primera fecha del grupo D del Mundial de Qatar 2022.Con un poderío ofensivo absoluto prácticamente pasó por arriba a su rival. Pareció no sentir las importantes ausencias, tuvo la aparición de Mbappé y una cifra de un atacante que se mete en la historia grande del fútbol francés.

Más allá de la goleada, los europeos comenzaron perdiendo… y no sólo en el marcador. Craig Goodwin puso el 1 a 0 para los de Oceanía que dejaban otro impacto en la jornada mundialista, pero además, Lucas Hernández se sumaba a la ola de lesionados que tuvieron Les Bleus. El lateral se lesionó en la previa del tanto de su rival y debió ser reemplazado por su hermano Theo. Peor comienzo no podía tener el equipo de Deschamps. Pero se recuperó. A pesar de haber sentido el tanto que le daba la derrota parcial, lo buscó. Adrien Rabiot entró al área para igualar el partido, a los 27 y cinco minutos más tarde, Olivier Giroud, revirtió el resultado. Antes de que termine la primera parte Les Bleus pudieron haber aumentado la diferencia, pero no fueron efectivos.

En la segunda parte parte, Francia no cambió la forma de jugar y siguió yendo al frente. Faltaba la aparición de su máxima estrella y apareció. Kylian Mbappé puso el 3 a 1, de cabeza y cuatro minutos después, Giroud volvió a anotarse en la red y puso el 4 a 1. Ese gol le permitió alcanzar a Henry en la lista de máximos goleadores de la selección francesa con 51 festejos. Los minutos restantes siguieron siendo de Francia que pasó por arriba a Australia que no lastimó a Lloris en el segundo tiempo. Los de Deschamps arrancaron la copa de la mejor forma y, a pesar de no poder contar con futbolistas de la talla de Pogba, Kanté, Kimpembe y Benzmá, se ilusionan con defender la corona obtenida en 2018.