El peronismo cuestiona el párate de la obra pública en el interior

OBRAS DE LA ONG AMARTE ARGENTINA EN MONTE CASEROS.IMPACTO DE LAS MEDIDAS NACIONALES

Dirigentes justicialistas manifestaron a época que el plan de la Casa Rosada causó la paralización de trabajos en los municipios, como así la pérdida de poder adquisitivo con la quita de subsidios. Preocupación por el Plan Remediar.

Uno, de varios impactos de las medidas nacionales en los municipios, además de la preocupación por el poder adquisitivo de los trabajadores, es la paralización de obras nacionales, según coincidieron dirigentes del interior del peronismo, consultados por época. Algunos trabajos están relacionados con la urbanización de barrios populares.

«Las políticas nacionales impactan de manera negativa en los municipios. La obra pública está paralizada», dijo a este diario el concejal de Mercedes, Marcos Otaño, ciudad donde gobiernan los aliados del PJ. Para el diputado provincial con mandato finalizado, esto apunta contra el movimiento económico que genera la contratación de personal en la construcción y, a su vez, produce efectos indirectos que van desde lo económico hasta las familias que no pueden acceder a infraestructura que es fundamental para mejorar su calidad de vida.

«En Mercedes tenemos lotes con servicios que son obras que están muy avanzas pero hoy están paralizadas. Buscan generar el acceso a la tierra a muchas familias trabajadoras, pero están paralizadas por la falta de envío de fondos nacionales», indicó el edil. El programa permitía a sectores populares acceder al techo propio en medio de la escasez de planes federales de viviendas y ante la imposibilidad de créditos hipotecarios.

«También están paralizados proyectos de integración sociourbana de barrios populares que buscan generar servicios esenciales como agua, cloaca y energía», señaló el referente peronista. Explicó que, a la falta de trabajos de infraestructura pública nacional se suma las dificultades en la economía y en el poder adquisitivo de los trabajadores la quita de subsidios como al transporte y al servicio eléctrico. La DPEC comunicó días atrás que ante este escenario las boletas llegarán con al menos un 200% de aumento.

«Vemos un impacto negativo en la gente. Y, lo más grave es que el Gobierno nacional admitió que se vendrán meses peores», expuso Otaño. Esto, en referencia a las advertencias que realizó Javier Milei semanas atrás respecto del plan de ajuste que, hasta el momento, afecta principalmente a jubilados y pensionados nacionales, a las provincias y a los estatales nacionales.

Sobre los primeros, ANSES confirmó a través de un comunicado el pago en dos tramos de los haberes a los jubilados (en el segundo, el aumento previsto y bono). Respecto de las provincias, además de la quita de subsidios, la semana pasada se avanzó con la eliminación del envío de fondos a las cajas previsionales no transferidas como el IPS. Y, antes del fin de semana largo, se anunció la revisión de 70.000 contratos de trabajadores del Estado nacional.

«En los municipios tenemos que ser ingeniosos para sortear este momento económico que afecta a la economía nacional y resiente a la economía de los municipios», expresó el concejal de Mercedes.

De igual modo, se manifestó el intendente de Paso de los Libres, Martín «Tincho» Ascúa, quien, a su vez, cuestionó las relaciones del Gobierno provincial con Nación. «Estamos viendo un fin de ciclo y queda en evidencia la ausencia de un Gobierno nacional, al cual apoya la Provincia», expresó el peronista en referencia a los lazos de entendimiento que estrechó el radical Gustavo Valdés con Javier Milei.

«Hay innumerables obras que están paralizadas, hay una inacción porque no hay fondos. Esto nos interpela a posicionarnos de cara a la sociedad argentina», sostuvo el Jefe comunal en diálogo con época.

«Estamos preocupados desde todos los puntos de vista. Soy médica pediátrica y vemos una gran problemática en las áreas de salud y en la misma vida cotidiana», manifestó la concejal de Monte Caseros, Graciela Castañeda. «Esperemos que se resuelva porque hay muy poca tela para aguantar con esta política tan severa», agregó la edil.

«La obra pública está en cero. Se terminó todo lo que habíamos logrado el año pasado», indicó sobre los trabajos que se realizaron a través de la ONG Amarte Argentina que dirige José Ottavis.

«Estamos muy preocupados por el Plan Remediar y Médicos Comunitarios, que prácticamente ya no existen. También por la medicación que llega a los hospitales. Tenemos pocos recursos humanos y ese es el gran problema», dijo a época la concejal del peronismo. «Si bien es buena la infraestructura, los recursos humanos también son importantes», sostuvo respecto de la ampliación del Hospital de Monte Caseros, que depende de la Provincia.